Nuestra página requiere tener JavaScript activado (aparte del uso de un navegador moderno) para poder ser visualizada correctamente.
Recomendamos la versión más actual de Chrome, Safari, Firefox o Internet Explorer.

Por favor, active JavaScript en su navegador y recargue la página.

Login / Crear cuenta /
1 Haz tu pedido 24h antes
de la entrega
2 Te lo preparamos
exclusivamente a ti
3 Te lo llevamos a cualquier
punto de España*
0 / 0.00 € TEL: 918 336 405

3 diseñadores de moda japoneses que debes conocer

Desde la década de los 70 de siglo pasado, Japón ha sido un fuente inagotable de estímulos para el mundo de la moda más allá de sus fronteras. No hay coolhunter que se precie que no beba en las fuentes del distrito de Harajuku, entorno al cual fluyen a velocidad de vértigo nuevas tendencias y estilos. El que sea un país líder en consumo de marcas de lujo, no ha sido óbice para que su moda callejera, origen inapelable de cualquier tendencia actual, sea conocida por su diversidad e intensidad. Hace tiempo que se convirtieron en un referente mundial de fusión cultural y estética. Issey Miyake, Yohji Yamamoto y Rei Kawakubo liberaron la creatividad nipona en Europa y EEUU en los 80, pero ya son otros los que tiran del carro de la vanguardia del país en el mundo. Vamos a hablar de tres, muy asentados, Jun Takahashi, Hiromi Nakamura y Takahiro Miyashita. Un terceto -ojo, hay más- de esos de los que, si uno tiene alguna prenda suya en el armario, parece que no sabes de qué va la cosa. 

Diseñadores japoneses

Jun Takahashi. Undercoverism. Protegido espiritual de Rei Kawakubo desde el principio de su carrera, Takahashi es conocido en el mundo de la moda por su bipolaridad creativa, por un lado ha desarrollado esta marca, icono mundial del streetwear, y por otro acude a París con desfiles llenos de clarividencia estética imposible ajena a la comercialización a través de la cual muestra lo que denomina su “perspectiva del mundo”. Brillante e impredecible, pero con los pies en el suelo, sabe que sin marca comercial y solo con estos desfiles, esto “no sería un negocio”. Y hablando de business, no duda en colaborar con Nike para redefinir el estilo del running con el NikeLab Gyakusou, que combina su creatividad con la más moderna tecnología de la marca estadounidense, u ofrecer parte de su obra a la marca que llaman el Zara japonés, Uniqlo. Todo vale. Undercoverism, que cumple ya más de 25 años, desarrolla un estilo urbano y rebelde que se ha definido “la esencia del cool japonés”, él lo define como “raro, pero bello”. Y, no, su visión estética no llega de la tradición japonesa quizá algo de su infancia, de la que recuerda vivir frente a una fábrica textil, de la que oía el sonido de los tejidos, y veía un río cercano donde los teñían. Pero no hay que engañarse, lo que él es hoy está más definido por adolescencia tribal como punk y amante de rebelión, no solo musical. Mucho krautrock y poco teatro Kabuki que dicen por ahí. El año que viene lo veremos en Pitti Uomo como invitado de honor. 

Jun Takahashi

Hiroki Nakamura. Visvim. Si uno nunca no ha oído hablar de esta marca no debe extrañarse, no hace publicidad, desde su fundación confía en el boca a boca. Decía el editor de la revista Complex, Jian DeLeon, en una entrevista: “Usar Visvim es una declaración de status (…) una clase diferente de indicador de riqueza”. Pues eso. Sus FBT, un híbrido de mocasín y deportivos e icono de la compañía, cuestan 750 dólares. Hay lista de espera. El músico John Mayer explica esta pasión sobre sus artículos: "Evocan algo en ti”. Nakamura no se considera diseñador, sino una persona que hace productos, eso sí de calidad, prácticos, bien hechos, atemporales, sin fronteras con significado y propósito, y con alma. Para ello viaja y recolecta por todo el mundo, incluido su país, técnicas de trabajo, textiles, colores, tintes y todo aquello que le permita inspirarse, lo mismo colecciona ropa que vinilos; lo mismo se inspira en mantas navajo, que en diseños Amish, que en los kimonos, que en una túnica tibetana. Todo junto para aplicar la filosofía wabi-sabi: la belleza se encuentra en la imperfección. ¿Fusila lo que ya está inventado? Nada más lejos de la realidad, la esencia de Nakamura es que involucra en sus obras estas imágenes que recopila y crea productos que muestran a partes iguales humanidad, durabilidad e imperfección. Un must

Hiroki Nakamura

Takahiro Miyashita, TheSoloist. Con más de dos décadas en el mundo de la moda internacional, como los anteriores diseñadores, Miyashita es cualquier cosa menos viejuno. No muchos son capaces de reinventarse dejando una marca de éxito y eso es lo que hizo Miyashita tras abandonar y vender la icónica Number (N)ine -inspirada en las calles tokiotas y considerada por algunos como la respuesta punk a la música pop de la moda contemporánea-. Se redescubrió creativamente con TAKAHIROMIYASHITATSoloist, en la que diseña sin ayudantes sin equipo, dijo quería dejar la banda y convertirse en solista, como John Lennon, y lo hizo. Solo ante el peligro para demostrar que es perennemente actual con diseños asimétricos y modificaciones únicas en las prendas. ¿Referencias? Surgen Kurt Cobain, Gus Van Sant o David Bowie. Nadie verá recreación directa de ellos, hay que rascar para ver esas fuentes de las que bebe. Ahora en TheSoloist considera que tiene, por fin, una visión más interior en la que intenta liberarse de las restricciones comerciales, alguno le llama hippie de la moda. ¿En que se traduce esto? En prendas como un abrigo de cachemir de doble cara de 10.000 dólares. Sí, no es para todo el mundo. Siempre con sus gafas de sol y parco en palabras, estará en Pitti con Takahashi en su próxima edición.

Takahiro Miyashita

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Continuar comprando

Tu pedido

No tienes productos en tu comanda