Nuestra página requiere tener JavaScript activado (aparte del uso de un navegador moderno) para poder ser visualizada correctamente.
Recomendamos la versión más actual de Chrome, Safari, Firefox o Internet Explorer.

Por favor, active JavaScript en su navegador y recargue la página.

Login / Crear cuenta /
1 Haz tu pedido 24h antes
de la entrega
2 Te lo preparamos
exclusivamente a ti
3 Te lo llevamos a cualquier
punto de España
0 / 0.00 € TEL: 918 336 405

5 cosas que hacer en Japón en Primavera

Cuando hablamos de ir a Japón en primavera, lo primero en lo que se piensa es en disfrutar de los cerezos en flor o sakura, pero son muchas las actividades o festivales que podemos disfrutar en esta época del año en el país del sol naciente. Desde marzo, la temperatura empieza a subir paulatinamente, si vamos al principio de la primavera puede que consigamos ver la nieve y necesitemos abrigarnos más, mas, según avanzan los días, la luz del sol iluminará nuestro viaje. Hay muchas cosas por ver y en lo que participar. Vamos a hablar de algunas muy distintas, para así descubrir una parte de la cultura japonesa en la que muchos consideran la mejor época del año para visitar estas tierras:

By TANAKA Juuyoh monte fuji sakura

Sakura (Flores de cerezo)

Dependiendo de la zona del país, las fechas varían de acuerdo con la climatología local, pero las primeras flores suelen despertar a finales de marzo. Por ello, si realmente se quiere vivir la experiencia del hamani o contemplación de los cerezos en flor, hay que consultar las predicciones de floración para todo el país. Este año el florecimiento más temprano se espera para el 21 de marzo en Kagoshima. Y, si por alguna circunstancia no se llega en las fechas adecuadas, hay que estar atentos al florecimiento del ciruelo, melocotoneros y otras flores como azaleas o dientes de león que son igualmente impresionantes. 

Hana Matsuri (Festival de las flores)

Cada año se celebra el cumpleaños de Buda el 8 de abril en sus templos japoneses con bellísimos adornos florales. La magnitud del trabajo que se realiza es tal, que la efeméride ha perdido su nombre en favor de las flores. Si se quiere ampliar la experiencia se puede asistir en los santuarios al kanbutsu o baño con té de hortensias o amacha de las estatuas budas bebés o tanjobustu. Los orígenes de este evento, al parecer, son prebudistas, y surgen en la adaptación a esta fe de la tradición de recoger flores silvestres para atraer a las deidades para que protegieran los campos de arroz. 

Takayama Matsuri (Festival de primavera de Takayama)

Se celebra el 14 y 15 de abril en Takayama y en él se pide a Sanno Sama, una deidad, una buena cosecha de arroz; para ello sale una procesión de pasos (son transportadas a por personas) durante dos días que están decorados con figuras, tallas y bordados con destino al santuario de Hie. Son muy famosos porque las ofrendas las hacen una marionetas o karakuri y hay una edición nocturna el yomatsuri, en el que las carrozas/pasos o yatai se iluminan con linternas de papel y centellean en la oscuridad de la noche. Con más de cuatro siglos de antigüedad, recibe también el nombre de Sanno Matsuri.
 

Hamamatsu Matsuri (Festival de cometas)

Hay que ir a Hamamatsu del 3 al 5 de mayo para disfrutar de esta competición que tiene a sus espaldas casi cinco siglos de historia, si en la infancia se disfrutó con una cometa, este es un destino obligatorio. El evento consiste en que un centenar de gigantescas cometas o takos -llevadas por equipos- compiten surcando el cielo en las dunas de Nakajima. Es una batalla épica, porque el objetivo es lograr que caigan las de los oponentes a través de la fricción que tiene lugar entre las cuerdas que son de cáñamo que al prender hacen que caigan las cometa. En el ambiente se huele la derrota en forma de un olor a quemado de hierba. Todo un espectáculo.  

Ukai (Pesca con cormoranes)

A partir del 11 de mayo y hasta el 15 de octubre tiene lugar en el río Nagara de Gifu un arte ancestral, que se realiza desde el siglo VI en Japón, el ukai o pesca con cormoranes domesticados, que bucean desde la superficie para capturar sus presas. Cuando cae la noche, las barcas salen al agua con antorchas de pino que atraen a los peces, las aves, domesticadas, se lanzan a por ellos y el pescador recupera las piezas más grandes mientras que las más pequeñas son para sus fieles colaboradores. Se celebra cada noche durante toda esta temporada, excepto las noches de luna llena, días de fuertes lluvias o cuando el río está crecido, así que antes de ir hay que comprobar el calendario lunar y meteorológico. 
Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Continuar comprando

Tu pedido

No tienes productos en tu comanda