Nuestra página requiere tener JavaScript activado (aparte del uso de un navegador moderno) para poder ser visualizada correctamente.
Recomendamos la versión más actual de Chrome, Safari, Firefox o Internet Explorer.

Por favor, active JavaScript en su navegador y recargue la página.

Login / Crear cuenta /
1 Haz tu pedido 24h antes
de la entrega
2 Te lo preparamos
exclusivamente a ti
3 Te lo llevamos a cualquier
punto de España
0 / 0.00 € TEL: 918 336 405

Cómo preparar un nigiri por Ricardo Sanz

Desde que Hanaya Yohei (1799-1858), el cocinero de finales del periodo Edo en Japón, inventara el nigiri sushi al estilo de Tokio o edomae-zushi ha llovido mucho y han evolucionado las técnicas para realizarlo. Sin embargo, no cabe duda, de que este plato, que se convirtió en una suerte de fast food japonés -¿hay algo más rápido que comer algo de un bocado con las manos o los palillos?-, ha sido profeta en su tierra y ha traspasado sus fronteras conquistando paladares. 

Nigiri es amasar y nigiri sushi, por ende, es sushi amasado. Como explica nuestro chef Ricardo Sanz de manera muy sencilla “es una bolita de arroz” con forma oblonga, ovalada, cilíndrica o elíptica que adquiere hechura gracias a nuestros movimientos con la mano y a la que, una vez moldeada, le añadiremos otro ingrediente llámese pescado, verdura o tortilla… Y si hay que destacar alguna peculiaridad más al comerlo, señalar que para que el sabor llegue a su máximo esplendor cuando entre en la boca el pescado debe tocar la lengua y el arroz el paladar.

A continuación, Ricardo Sanz nos explica paso a paso cómo se hace en este vídeo:
  • Como sabéis el nigiri es una bolita de arroz con el pescado o incluso con verdura encima.
  • Para comenzar, nos humedecemos levemente las manos, sin pasarse (el objetivo es que los granos no se nos queden pegados mientras “amasamos”. Si vamos a hacer varias piezas, habrá que volver hacerlo cada vez que se coja arroz).
  • Tenemos un arroz cocido al modo tradicional para hacer sushi (ya te indicamos cómo hacerlo en este post).
  • Cogemos una bolita de arroz ni muy grande ni muy pequeña, le damos forma con nuestra mano (el tamaño aproximado es una cantidad que abarque unos tres cuartos de la palma y lo apretamos y moldeamos hasta alcanzar la mencionada forma oblonga, pero ¡atención! no debe quedar ni muy prieto ni muy suelto, ya que la idea es que cuando llegue a la boca se funda sin esfuerzo).
  • Cogemos el pescado cortado a contraveta (lo tenemos previamente listo para usarlo), en este caso hamachi y atún, y no lo tocamos mucho (podría valernos este corte que hemos visto en esta entrada de nuestro blog).
  • Añadimos un poco de wasabi (una pincelada en el centro de hamachi), ponemos el pescado (estará en nuestra palma para que coloquemos encima la bola de arroz que ya tenemos hecha), le damos media vuelta y ya está.
  • Cogemos nuestro akami, de atún rojo y también le damos un poco de forma y, luego, cogemos nuestro otoro y acto seguido el chutoro que tienen un poquito más de grasa y tenemos nuestras piezas de sushi (siempre debe quedar el pescado boca arriba).
  • EL sushi es para comer siempre de un bocado y ya tenemos nuestras piezas de sushi de menor a mayor sabor (en este caso serían nigiri de hamachi, akami, otoro y chutoro. En ocasiones, cuando la estabilidad peligra se le pone un fina tira de alga nori para sujetar ambos elementos, no es este el caso).

Y, si quieres ahorrarte todo este trabajo, siempre puedes encargar cualquiera de nuestros nigiris en Experiencia Kirei.

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Continuar comprando

Tu pedido

No tienes productos en tu comanda