Nuestra página requiere tener JavaScript activado (aparte del uso de un navegador moderno) para poder ser visualizada correctamente.
Recomendamos la versión más actual de Chrome, Safari, Firefox o Internet Explorer.

Por favor, active JavaScript en su navegador y recargue la página.

Login / Crear cuenta /
1 Haz tu pedido 24h antes
de la entrega
2 Te lo preparamos
exclusivamente a ti
3 Te lo llevamos a cualquier
punto de España*
0 / 0.00 € TEL: 918 336 405

Cómo son los dulces japoneses

En Japón los dulces son deliciosos, pero sobre todo bonitos. En el país nipón distinguen entre los dulces wagashi y los no wagashi. Los wagashi son los dulces tradicionales, se elaboran artesanalmente y solo utilizan ingredientes orientales, mientras que los no wagashi incluyen ingredientes occidentales y no se introdujeron en el país hasta el siglo XIX. Además, la alta pastelería y las  golosinas y chocolatinas más comerciales y sorprendentes también se han hecho un hueco en Japón. ¿Preparado para conocer los dulces japoneses más típicos?

Cómo son los dulces japoneses

Los wagashi

Estos dulces tradicionales se sirven acompañados de . Lo más valioso de los wagashi es su cuidada elaboración.  Son “pastelitos de arroz”  hechos a mano y son muy elegantes con diseños y colores diferentes según la época del año en que se consuman. Se suelen servir durante la ceremonia del té y también durante las festividades.

Los dulces wagashi

Se elaboran con mochi harina de arroz glutinoso, anko la pasta endulzada de las judías rojas  azukie ingredientes naturales como frutas. Su textura es gelatinosa y  los hay de varios tipos: anmitsu, botamochi, amanattō... siendo el más popular el daifuku (gran suerte) o daifukumochi, un pequeño monchi pero con relleno, habitualmente de anko.

Otros dulces muy populares, también considerados wagashi pero ya sin una estética tan cuidada son los dorayakis, los inmagawakis, el anpan y el melonpan:

  • El dorayaki, los favoritos de Doraemon. Dos bizcochos de forma redonda con un relleno de anko o de castaña. Son secos, por eso siempre se toman acompañados de té.
  • El imagawayaki es un postre elaborado a partir de masa rebozada en una sartén especial que se rellena sobre todo con anko. Su variedad más importante es el taiyaki (besugo asado) que se hace con forma de pez.

 Imagawayaki taiyaki, postre de masa rebozada rellena de anko

  • El anpan , una especie de brioche relleno también con anko. Es un dulce tan popular que incluso da nombre a un famoso dibujo manga: “Anpanman”, un muñeco cuya cabeza es de pan.
  • El melonpan es un pan dulce con forma de melón, cubierto de una capa crujiente similar a las galletas. A veces se utiliza  aroma de melón para potenciar este sabor,  pero en otras ocasiones se rellena de chocolate o, crema pastelera, y nada tiene que ver con la fruta. Es muy típico en los festivales japoneses.

Los no wagashi

Estos dulces fueron incorporados a partir de la Revolución Meiji en 1868 cuando se produjo la apertura a Europa.  Destacan el kasutera, los senbeis, la alta pastelería japonesa y los dulces industriales:

  • El kasutera, de origen portugués, es un bizcocho muy parecido al que tomamos aquí hecho a base de azúcar, harina, huevo y sirope de almidón.  Muy común como comida callejera.
  • Los senbei son crackers hechos de arroz. Los hay tanto dulces como salados (los hay con sabores como pescado, loto y huevo). Se toman como aperitivo informal y se ofrecen en las casas cuando vienen visitas.

Además, desde la apertura a Europa, la pâtisserie francesa ha entrado pisando fuerte en Japón. Son muchos los japoneses que se han trasladado a Europa para aprender las precisas técnicas francesas. Y, las han aprendido tan bien, que hoy día  en Japón se hacen unas elaboraciones tan refinadas, complejas y espectaculares que hay pasteles que alcanzan cantidades desorbitadas de dinero.

La pâtisserie francesa ha influido mucho en los dulces no wagashi

Y, por último, las golosinas y chocolates japoneses que encontramos en los supermercados y que tanto nos gustan a los occidentales cuando vamos allí.  Chocolatinas hechas a base de té verde o judías rojas, galletas con formas de animalitos, pastelitos con envoltorios frikis… Estos dulces más comerciales tienen la peculiaridad de que cambian continuamente,  saliendo siempre ediciones limitadas en función de la zona del país donde te encuentres.

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Continuar comprando

Tu pedido

No tienes productos en tu comanda