Nuestra página requiere tener JavaScript activado (aparte del uso de un navegador moderno) para poder ser visualizada correctamente.
Recomendamos la versión más actual de Chrome, Safari, Firefox o Internet Explorer.

Por favor, active JavaScript en su navegador y recargue la página.

Login / Crear cuenta /
1 Haz tu pedido 24h antes
de la entrega
2 Te lo preparamos
exclusivamente a ti
3 Te lo llevamos a cualquier
punto de España
0 / 0.00 € TEL: 918 336 405

El mejor masaje japonés, el de shiatsu

En japonés (指 (shi), es dedo, y 圧 (atsu), es presión, por eso cuando en el país del sol naciente se habla de él, incluso el más despistado sabe por los mencionados kanji, más o menos de qué se está hablando: “de presionar con los dedos”. En occidente, la traducción, cuando se conoce, nos da una idea como a los japoneses, pero hay que explicar mucho sobre este tipo de masajes que en Japón hasta están considerados como una terapia más. 

Masajista dando un masaje de shiatsu

Qué es el masaje shiatsu

Una persona vestida con ropa cómoda, nunca desnuda, recibe un masaje en el que se le presiona en distintos puntos del cuerpo. Evidentemente, al llevar puesta la ropa, no se usan aceites, aunque si se optan por un facial, es otro tema. El ambiente suele ser relajante y austero en la sala. 

Con el tiempo se han desarrollado distintas escuelas que han llevado la práctica de la presión -nunca se frota o se acaricia- más allá del concepto dedo o pulgar o palma (siempre sin ningún tipo de herramientas), derivando el uso de las manos a los codos, las rodillas o de los pies… pero no está reconocido como un shiatsu homologado ya que son partes del cuerpo sin sensibilidad para notar irregularidades en la piel o la temperatura de la persona. 

Hablamos con Yoshi, Tsuneyoshi Nakai, un japonés afincado en España que, además de estar especializado en masaje deportivo -no son pocos los futbolistas que se acercan a verle- y terapias orientales, realiza masajes shiatsu. 

“Para los occidentales es más sencillo pensar en el shiatsu con términos más comunes para ellos como la digitopuntura o digitopresión, que es la presión en una parte del cuerpo para curar, corregir o prevenir problemas. Cuanto menos diría que toca la mente, cuando viene una persona a una sesión sale relajado y muchas veces para arreglar un problema físico es importante ese trasfondo de tranquilidad mental”. 

Origen del shiatsu

Si tecleamos en internet en busca de respuestas, hay una cierta épica sobre estos masajes, aunque la realidad es que todo surgió, al menos, tal y como lo conocemos, hace algo más de un siglo. 

Corría 1912, cuando un niño llamado Tokurijo Namikosi, de apenas siete años, empezó a intentar aliviar una artritis reumatoide de su madre con masajes. Para aquellos que no crean en la épica de un hijo enfrentándose a un problema de este calibre, hay que tener en cuenta que era una época donde en los pequeños pueblos y aldeas, de Japón y otras partes del mundo, no se encontraba atención médica o sanitaria con facilidad. 

Al principio frotaba y acariciaba, pero pronto se dio cuenta de que ella mejoraba cuando ejercía presión sobre algunos puntos del cuerpo. Empíricamente y con observación desarrolló un método para tratar este tipo de dolencias basado en la presión dependiendo de la temperatura y la rigidez de su paciente cero.  De aquí surge el masaje shiatsu. 

Tokurijo Namikosi, creador del masaje shiatsu

Historia del masaje de shiatsu

Namikosi abrió su primera clínica de tratamiento allá por 1925, en Muroran, Hokkaido y unos años después en Tokio. En 1932 publicó su artículo, Terapia y fisiología Shiatsu y en 1940 abrió la Escuela de Shiatsu de Japón (ahora el Colegio de Shiatsu de Japón), también fue a EE.UU. para completar su formación, especialmente en quiropráctica donde mantuvo una estrecha relación profesional con B.J. Palmer, su creador -de hecho, su hijo pasaría 7 años allí aprendiendo las técnicas-; y no sería hasta 1957 cuando el ministerio de Salud japonés publicó un texto en el que lo definía.  

"La técnica de shiatsu se refiere al uso de los dedos y las palmas de las manos para aplicar presión a secciones particulares de la superficie del cuerpo con el fin de corregir los desequilibrios del cuerpo, y para mantener y promover la salud. También es un método que contribuye a la curación de enfermedades específicas ".  De La teoría y práctica del shiatsu, publicado por el Ministerio de Salud nipón en 1957

En la actualidad, el Namikoshi Shiatsu se imparte en el Japan Shiatsu College, está reconocido por el ministerio de Salud japonés, y se otorga con licencia tras asistir a un curso de 2.500 horas en el que se estudia anatomía, fisiología y patología y una fuerte dosis de práctica clínica. No obstante, son muchos los masajistas profesionales que tienen un profundo conocimiento de esta técnica. 

Algunos datos importante sobre el shiatsu

Hay algunos conceptos que se deben entender sobre este tipo masajes:

  • Los puntos de shiatsu se denominan tsubo.
  • Se realiza con los pulgares, los dedos o las palmas que realizan presión sobre ellos. 
  • La ubicación de los tsubo viene de la comprensión de la anatomía y fisiología modernas
  • En su origen no tiene que ver con la acupuntura, los meridianos chinos o qi (aunque a posteriori, sí que se han relacionado). 
  • Los pulgares o dedos son sensibles para detectar irregularidades en la piel, los músculos o la temperatura corporal. 
  • La presión y la duración de la misma se adecua a cada paciente y sus circunstancias. 

Beneficios del shiatsu

El Ministerio de Sanidad japonés dice que el shiatsu es un tratamiento que, aplicando unas presiones con los dedos y las palmas de las manos sobre determinados puntos, corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc.) activando asimismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano. No tiene efectos secundarios.

Uno de los efectos más evidentes para sus usuarios es sin lugar a dudas la relajación mental y física, pero, evidentemente, va más allá. Algunos de los beneficios de estos masajes son:

  • Quita o mejora dolores musculares, de espalda o lumbares.
  • Ayuda con el insomnio o el agotamiento.
  • Arregla contracturas.
  • Activa la circulación.
  • Ayuda a la relajación muscular.
  • Mejora el bruxismo.
  • Ayuda con la fascitis plantar.
  • Mejora migrañas.
  • Mejora la tendinitis cuando no está afectado el cartílago.
  • Depresión o ansiedad, patologías relacionadas con la mente y la relajación.
  • Soluciona lesiones deportivas. 

De nuevo, preguntamos a Yoshi sobre qué se puede esperar de una sesión de este masaje. “Es importante que entendamos que nunca soluciona problemas médicos. Por ejemplo, hay deportistas que con una hernia discal se tratan masajes de shiatsu y consiguen tener una vida profesional porque trabajan el músculo. ¿Se han curado? No, pero tienen una actividad deportiva plena, depende de él y del médico si deciden tratar quirúrgicamente este problema”. 

En principio, hacemos un cuestionario previo sobre enfermedades y si no hay contraindicación médica, cualquier persona puede darse un masaje tumbado o de lado, excepto las mujeres en el primer trimestre de embarazo, añade. 


Crédito de la foto

Masaje de shiatsu de K. Werner

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Continuar comprando

Tu pedido

No tienes productos en tu comanda