Nuestra página requiere tener JavaScript activado (aparte del uso de un navegador moderno) para poder ser visualizada correctamente.
Recomendamos la versión más actual de Chrome, Safari, Firefox o Internet Explorer.

Por favor, active JavaScript en su navegador y recargue la página.

Login / Crear cuenta /
1 Haz tu pedido 24h antes
de la entrega
2 Te lo preparamos
exclusivamente a ti
3 Te lo llevamos a cualquier
punto de España
0 / 0.00 € TEL: 918 336 405

Ikigai o cómo vivir 100 años ocupado y comiendo bien

Desde la publicación del libro Ikigai. Los secretos de Japón para una vida larga y feliz de Héctor García y Francesc Miralles, el concepto invade las redes. ¿Qué es el ikigai? Ellos lo definen en su libro, grosso modo, como “la felicidad de estar siempre ocupado” y, al hilo de esta definición, descubrimos que, además, por lo visto, es una de las claves para la longevidad nipona.

Bueno, una de ellas, porque la alimentación también tiene mucho que ver junto con una vida sencilla, el ejercicio moderado, la alegría de vivir, el sentido de pertenencia a una comunidad, el ayudarse unos a otros -yuimaaru-, el buen clima... De hecho, su manuscrito es el reflejo de qué factores han hecho que Ogimi, un pequeño pueblo de Okinawa de 3.000 habitantes, tenga el mayor índice de longevidad mundial. Te contamos algunas de sus claves:

Unas ancianas japonesas sonríen para el post sobre ikigai

Ikigai o vivir una vida que vale la pena

Etimológicamente, ikigai (生き甲斐) significa “vida” (生き) y “valer la pena” (甲斐), es decir, “una vida que vale la pena”. En este pequeño enclave geográfico que hemos mencionado, Ogimi, van un paso más allá y lo traducen como “la razón por la que nos levantamos por la mañana”. Encontrarla puede ser fácil o difícil, depende de cómo uno se lo plantee, evidentemente; de cualquier manera lo que sí tienen claro los oriundos de este pueblo es que es fundamental tener un propósito que nos guíe en la vida personal y en la comunidad.

En Occidente se relaciona el sentido del ikigai personal con el flow de Mihaly Csikszentmihalyi quien señala siete pasos para “hacer algo que vale la pena”:

  1. Saber qué hacer.
  2. Saber cómo hacerlo.
  3. Saber cómo de bien lo estamos haciendo.
  4. Saber adónde ir (si hay implicada navegación).
  5. Tener desafíos ambiciosos.
  6. Utilizar nuestros mejores recursos personales.
  7. Estar libres de distracciones.

En Japón, el flow se identifica con los takumis (artesanos) u otakus (fans de anime) -por mencionar alguna profesión o forma de vida-, que son personas que se centran muy bien en sus objetivos. Hablan Miralles y García del documental Jiro, sueños de sushi como un perfecto ejemplo de levantarse y hacer algo que vale la pena en relación con la cocina. Jiro Ono y su hijo fluyen al trabajar y no les aburre, están siempre en busca de la excelencia para el restaurante Sukiyabashi Jiro. Para padre e hijo, cocinar es su felicidad y como lo tienen bien definido, persisten. Nanakorobi yaoki (Si te caes siete veces, levántate ocho). Resiliencia.

Portada del libro ikigai los secretos para una vida larga y feliz de Héctor García y Francesc Miralles

Las diez leyes del ikigai de Ogimi

Los autores hablaron con los ancianos de este enclave en Okinawa y han resumido en un decálogo las razones para ese arte que tienen de vivir mucho tiempo:

  1. Mantente siempre activo, nunca te retires.
  2. Tómatelo con calma.
  3. No comas hasta llenarte.
  4. Rodéate de buenos amigos.
  5. Ponte en forma para tu próximo cumpleaños.
  6. Sonríe.
  7. Reconecta con la naturaleza.
  8. Da las gracias.
  9. Vive el momento.
  10. Sigue tu ikigai. Dentro de ti hay una pasión, si no la has encontrado aún, tu próxima misión será encontrarla.

Un bol de arroz, parte de la dieta de los longevos en Okinawa para el post sobre ikigai

Comer para vivir 100 años

De cualquier manera, este concepto es una herramienta más de ese largo camino a la longevidad del que hablábamos al principio. Japón y España tienen, según la OMS, los mayores índices de esperanza de vida del mundo, aunque en tierras japonesas la calidad de vida geriátrica es mucho mejor. El imperio del sol naciente lidera el ranking con 452 centenarios por millón de habitantes (datos del 2014) y dentro del país, Okinawa está en la cima.

En general, hay pequeños consejos que pueden llevar a ser como ellos. El primero podría seguir el refrán de la región que dice : Hara hachi bu, la barriga al 80% que significa que no hay que comer hasta hincharse. De hecho, mientras que la media de consumo de calorías en el país es de 2.068, en esta zona es de 1.785. Por hacer una traducción a nuestra dieta, sería como dejar de comer el postre o no tomar entrante. Un regla que ya recogían de manera intuitiva hace siglos los libros de filosofía Zen.

Otro muy interesante es la forma japonesa de servir la comida, en pequeños platos que hace que la gente coma menos y haya mayor variedad de alimentos. Se suele encontrar uno con arroz, otro con verduras, una sopa y algo para picar y esto es más o menos el menú típico ichiju sansai (significa, literalmente, una sopa y tres platos).

Un dato nada baladí es que esta provincia es la única que ha conseguido consumir menos de 10 gr de sal al día (7 gr,mientras que el resto del país toma 12). Y quién iba a decir que la ausencia de trenes en Okinawa les haría más sanos… ya que obliga a sus habitantes a caminar. Pero, definitivamente, la alimentación es una de la claves de su longevidad.

En 2001, Makoto Suzuki, Bradley J. Willox y D. Craig Willox publicaron The Okinawa Program en el que se recogía la investigación que realizaron sobre la alimentación de los longevos de estos lares durante 25 años. Algunas de sus conclusiones fueron:

  • Hay que tomar mucha variedad de alimentos, especialmente de origen vegetal (30% de sus calorías viene de ellas). Los centenarios toman una media de 18 alimentos diferentes cada día con gran variedad de color.
  • Consumir al menos cinco platos de verdura o fruta diarios.
  • Los alimentos más comunes de su dieta son las verduras, patatas y legumbres, y los derivados de la soja.
  • Los cereales son la base de la dieta, especialmente el arroz blanco y la pasta soba.
  • No toman azúcar de forma directa, sí lo hacen es de caña (de hecho se consume un tercio en comparación con el resto del país).
  • Comen pescado tres veces a la semana.
  • Consumen carne, especialmente de cerdo, una o dos veces por semana.
té matcha o té verde parte de los alimentos antioxidantes que toman los habitantes de Okinawa

Los alimentos de la longevidad en Okinawa

Hay quince alimentos que se consideran fundamentales para la longevidad en Okinawa y son consumidos casi a diario por aportar grandes cantidades de antioxidantes:

  1. Alga Kombu
  2. Alga Nori
  3. Bonito
  4. Boniato
  5. Cebolla
  6. Col
  7. Pimientos
  8. Zanahorias
  9. Tofu
  10. Miso
  11. Goya (una verdura de color verde amarga)
  12. Brotes de soja
  13. Hechima (un tipo de pepino)
  14. Habichuelas de soja (hervidas o crudas)
  15. Té sanpincha (mezcla de té verde y flores de jazmín)

A lo que se puede añadir el consumo de té verde y blanco, shikuwasa (cítrico oriundo de Okinawa). Y, en el caso de Ogimi, destacar que consumen el triple de verduras diarias que en el resto de Japón, 1,5 veces más de legumbres, más algas y pescado y menos arroz que la media japonesa.

Sin lugar a dudas, tener en cuenta algunos de estos consejos, puede llevarnos a vivir más y mejor.

alga nori que es parte de los alimentos antioxidantes que toman los habitantes de Okinawa

Créditos de fotografía:

Elderly Japanese Women por Mr Hicks46

 

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que todos los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Continuar comprando

Tu pedido

No tienes productos en tu comanda