La Navidad japonesa, costumbres y tradiciones


Aunque es una costumbre occidental y cristiana, los japoneses han adaptado la Navidad a su manera. El día 25 no es festivo y por tanto tienen que trabajar, pero eso no quita para que también hayan desarrollado sus propias costumbres. Entre estas líneas descubrirás más:

Iluminación en la Navidad japonesa

A los japoneses les encantan las fiestas y, si han adoptado otras festividades occidentales como San Valentín o Halloween, no podían dejar de lado la Navidad a pesar de ser una fiesta cristiana —en Japón las religiones dominantes son el budismo y el sintoísmo—.

¿Cómo celebran la Navidad los japoneses?

Uno de los aspectos más curiosos de la Navidad en Japón está en la decoración y las luces. Los comercios se engalanan e inundan las calles de luces de colores y decoraciones con motivos navideños pero, una vez pasado el 25 de diciembre, se retiran rápidamente para preparar la verdadera celebración de los japoneses: fin de año y Año Nuevo.

Si en España la Nochebuena y la Navidad las pasamos en familia, en Japón se celebran, generalmente, en pareja. En Nochebuena, las parejas suelen salir a la calle y cenar juntos en algún restaurante con cierta elegancia.

Pollo frito en Nochebuena

También, y por influencia estadounidense, es tradición que muchos japoneses vayan a cenar al KFC (sí, la cadena Kentucky Fried Chicken) a comer pollo frito. Cuenta la leyenda que esta tradición surgió porque unos americanos fueron al KFC a comer pollo frito, ya que era lo que más se asemejaba al tradicional pavo de Nochebuena. Desde entonces, la cadena de comida rápida decidió crear un menú especial de Nochebuena y poco a poco fue adquiriendo importancia.

El postre tradicional de la Navidad en Japón: Christmas cake

Si existe un plato estrella en la Navidad en Japón es la Christmas cake. Una tarta de nata y fresas que cobra especial relevancia para las parejas y que se toma de postre en Nochebuena.

Christmas cake

Por otra parte, esta tarta también es una metáfora muy machista. La tarta está bañada en nata, se echa a perder con rapidez y, por este motivo, las no vendidas el 24, no se pueden vender al día siguiente, en Navidad. Este hecho se utilizaba antiguamente como metáfora sobre las mujeres, ya que decían que aquellas que no estaban casadas a los 25 años, ya estaban “pasadas de fecha”.

Recuerda que, si quieres, puedes vivir una Navidad un poco más japonesa con la mejor gastronomía del país nipón, mientras compartes con los tuyos los momentos más especiales.

1 comentario


  • LuciGonz

    gracias por desirme la cultura japonesa yo siempre estuve interesada en su cultura encerio muchas gracias


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados